Loading...

Después de un tiempo sin realizar fotografías, en el que se me agotaban las ideas y la iniciativa, realicé un viaje junto a mi gran amigo Jorge Herrero por los Pirineos. Un momento para andar por la zona del Valle de Chistau, sentir la naturaleza, coger aire fresco.

Fue en el Ibón de Plan donde volví a sentirme fotógrafo, una suerte de revelación en el bosque en el que de repente aparecieron dragones, multitud de formas y colores que me pedían una y otra vez ser fotografiados.