Loading...

Sin más, un día en el Louvre y te vuelves al hotel con cien mil fotos. Decantándolas me han quedado unas poquitas que aquí te presento.

En ellas he intentado respetar su especificidad como grandísimas obras de arte y creo que en todas ellas he podido captar una pequeña parte de su belleza atemporal.