Loading...

En esta serie de fotografía utilicé un objetivo fijo DX de 35mm, lo que equivaldría a un analógico de 50mm, osea, la distancia focal por excelencia y aquella, según la creencia popular que más se aproxima a del ojo humano.

El sujeto de estas fotografías es la ciudad de Segovia, una joyita que merece la pena vivirla, pasearla y fotografiarla una vez más.